lunes, 20 de mayo de 2019

IES Politécnico


El IES Politécnico visita el Seminario


11 de abril de 2019
Medio centenar de alumnos de 1º de ESO del IES Politécnico (Soria) junto a algunos profesores visitaron la Villa episcopal. Durante su visita pudieron conocer el Seminario diocesano, la historia del Centro vocacional así como la Catedral; allí disfrutaron de las vistas de El Burgo de Osma desde la torre del primero de los templos diocesanos.

V SEMANA DE PASCUA



20 de mayo. LUNES DE LA V SEMANA DE PASCUA, feria
                    o SAN BERNARDINO DE SIENA, presbítero (1380-1444), memoria libre. Fraile menor, predicador por toda Italia y gran devoto del nombre de Jesús.

Desde su niñez emprendió el camino de la santidad, y se hizo respetar de los compañeros por el prestigio de su castidad. Abrazó la vida religiosa en la Orden Franciscana, en la cual fué insigne predicador y misionero, que pacificó las ciudades de Italia propagando la devoción al Santísimo Nombre de Jesús. Murió santamente a los sesenta y seis años de edad, el año 1444.

Franciscano. Pertenece a los grandes creyentes que durante el siglo XV predicaron la desoída conversión y reforma de la Iglesia. Su celo provocó la desconfianza de los teólogos y de las autoridades romanas. Murió el año 1444.

Oración:
Señor Dios, que viste como el corazón de Bernardino de Siena estaba lleno de un amor admirable al nombre de Jesús; que por su ejemplo y vida, descubramos que debemos vivir siempre impulsados por el espíritu de tu amor. Por nuestro Señor Jesús.

domingo, 19 de mayo de 2019

Comentario al Evangelio


AMISTAD DENTRO DE LA IGLESIA

José Antonio Pagola
V de Pascua
Jn 13, 31-35
19-05-19

Es la víspera de su ejecución. Jesús está celebrando la última cena con los suyos. Acaba de lavar los pies a sus discípulos. Judas ha tomado ya su trágica decisión, y después de tomar el último bocado de manos de Jesús, se ha marchado a hacer su trabajo. Jesús dice en voz alta lo que todos están sintiendo: «Hijos míos, ya no estaré con vosotros por mucho tiempo».

Les habla con ternura. Quiere que queden gravados en su corazón sus últimos gestos y palabras. «Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois mis discípulos será que os amáis unos a otros». Este es el testamento de Jesús.

Jesús habla de un «mandamiento nuevo». ¿Dónde está la novedad? La consigna de amar al prójimo está ya presente en la tradición bíblica. También los filósofos griegos hablan de filantropía y de amor a todo ser humano. La novedad está en la forma de amar propia de Jesús: «amaos como yo os he amado». Así se irá difundiendo a través de sus seguidores su estilo de amar.

Lo primero que los discípulos han experimentado es que Jesús los ha amado como a amigos: «No os llamo siervos... a vosotros os he llamado amigos». En la Iglesia nos hemos de querer sencillamente como amigos y amigas. Y entre amigos se cuida la igualdad, la cercanía y el apoyo mutuo. Nadie está por encima de nadie. Ningún amigo es señor de sus amigos.

Por eso, Jesús corta de raíz las ambiciones de sus discípulos cuando los ve discutiendo por ser los primeros. La búsqueda de protagonismos interesados rompe la amistad y la comunión. Jesús les recuerda su estilo: «no he venido a ser servido sino a servir». Entre amigos nadie se ha de imponer. Todos han de estar dispuestos a servir y colaborar.

Esta amistad vivida por los seguidores de Jesús no genera una comunidad cerrada. Al contrario, el clima cordial y amable que se vive entre ellos los dispone a acoger a quienes necesitan acogida y amistad. Jesús les ha enseñado a comer con pecadores y con gentes excluidas y despreciadas. Les ha reñido por apartar a los niños. En la comunidad de Jesús no estorban los pequeños sino los grandes.

Un día, Jesús llamó a los doce, puso a un niño en medio de ellos, lo estrechó entre sus brazos y les dijo: «El que acoge a un niño como este en mi nombre, me acoge a mí». En la Iglesia querida por Jesús, los más pequeños, frágiles y vulnerables han de estar en el centro de la atención y los cuidados de todos.
José Antonio Pagola

sábado, 18 de mayo de 2019

V SEMANA DE PASCUA


19 de mayo. + V DOMINGO DE PASCUA

- Hch 14, 21b-27. Contaron a la Iglesia lo que Dios había hecho por medio de ellos.
- Sal 144. Bendeciré tu nombre por siempre, Dios mío, mi rey.
- Ap 21, 1-5a. Dios enjugará las lágrimas de sus ojos.
- Jn 13, 31-33a. 34-35. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros.

Dios ha hecho maravillas con nosotr@s. Por eso debemos cantarle un cántico nuevo. Esa acción salvadora de Dios nos llega a través de la acción evangelizadora de la Iglesia. Y nosotr@s debemos difundir la fe en Cristo Resucitado con nuestras palabras y ejemplos. Y será nuestro a mor fraterno lo que nos distinguirá en el mundo como discípul@s de Cristo. Es el mandamiento nuevo que nos dejó como encargo: "Que os améis unos a otros, como yo os he amado". Es decir, que tenemos que amarnos mutuamente hasta dar la vida por el otro y la otra como Cristo ha hecho con nosotr@s. La eucaristía es la fuente de ese amor, la caridad que nos lleva a dar la vida por l@s demás.

IV SEMANA DE PASCUA



18 de mayo. SÁBADO DE LA IV SEMANA DE PASCUA
                    o SAN JUAN I, papa y mártir (+526) memoria libre. Papa, que murió en la cárcel de Ravena en este día.

Gobernó la Iglesia doce años en tiempos del rey arriano Teodorico. Por su firmeza en hacer desaparecer los restos del arrianismo, fué encarcelado por Teodorico y murió a los pocos días en la prisión.

Desempeñó el ministerio del papado durante tres años. El año 526 fue encarcelado por Teodorico. Murió en la cárcel de hambre y sed por defender la fe.

Oración:
Oh Dios, que te gozas con las almas fieles, por lo que consagramos este día para recordar el martirio del papa Juan; que escuchemos las oraciones de tu pueblo y así imitemos la constancia en la fe de aquel cuya vida veneramos. Por nuestro Señor Jesús.

Santoral:
San Juan I, papa y mártir; Santa María Josefa del Corazón de Jesús Sancho de Guerra, virgen; Santa Rafaela María Porras; San Leonardo Murialdo, presbítero; San Félix de Cantalicio, religioso; Dedicación de las iglesias-catedrales de Barbastro-Mozón y Córdoba; San Próspero, obispo; Beato Guillermo de Tolosa, presbítero; y Beato Gerardo Mecatti de Villamagna, religioso.

viernes, 17 de mayo de 2019

Cerro de los Ángeles


Peregrinación al Cerro de los Ángeles

11 de abril de 2019
65 fieles de la UAP de El Burgo de Osma-Retortillo peregrinaron al Cerro de los Ángeles (Getafe) en el Jubileo por el centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús. Además, pudieron compartir un tiempo con las HH. Clarisas de Valdemoro y disfrutar del Musical “33” en IFEMA.

IV SEMANA DE PASCUA


17 de mayo. VIERNES DE LA IV SEMANA DE PASCUA, feria
                    o SAN PASCUAL BAILÓN, religioso (1540-1592) memoria libre.

Primero pastor y después fraile franciscano, destacó por su devoción a la Virgen y su amor a la eucaristía. Natural de Torre Hermosa (Zaragoza), fué pator en su adolescencia. A los veinte años entró de lego en la Orden franciscana. "Descolló entre los Santos más amantes de la Eucaristía." Estando de cuerpo presente en la Misa exequial, abrió dos veces los ojos para adorar al Sacramento a la elevación de la Hostia y del Cáliz. Es celestial Patrono de los Congresos y Asociaciones eucarísticas.

Antes de entrar en la Orden franciscana fue pastor en las tierras de Aragón. Destacó por su amor al Sacramento de la Eucaristía, hasta tal punto que León XIII lo nombró patrono de las asociaciones y congresos eucarísticos.

Oración:
Oh Dios, que viste en Pascual Bailón un amor extraordinario a los misrterios de Pan y del Vino; que con su ejemplo alcancemos las riquezas que él alacanzó en este banquete que preparas a tus hojos. Por nuestro Señor Jesús.

jueves, 16 de mayo de 2019

Rubén Tejedor


PAISANAJE / RUBÉN TEJEDOR
«La Iglesia en Soria tiene que hacer examen de conciencia»

Se ordenó sacerdote en octubre de 2006 en El Burgo y se considera un «absoluto privilegiado»



V. R. / Foto: Noelia Martínez (Heraldodiariodesoria)06/05/2019
Rubén Tejedor se ordenó sacerdote en una ceremonia que tuvo lugar el 7 de octubre de 2006 en la catedral de El Burgo de Osma. Desde entonces han pasado casi 13 años. Nunca se ha arrepentido. Al contrario. Se considera «un absoluto privilegiado. Hago lo que quiero. Lo que me hace feliz», destaca. Es verdad, reconoce, que de un tiempo a esta parte ha ido sumando diferentes cargos y aunque «es mucha tarea. No me puedo quejar. Veo a los padres y madres de familia, con sus hipotecas, sus trabajos, haciendo encaje de bolillos para conciliar...». Tejedor, ahora mismo, es párroco de El Burgo y, junto a otro compañero, llevan 30 parroquias desde Retortillo hasta Tiermes y, aunque es verdad que en invierno no congregan a una población de 200 personas en conjunto, «hay que atenderlas». Además, es el encargado del Patrimonio de la catedral de El Burgo de Osma, y desde hace poco tiempo, a consecuencia del fallecimiento de Juan Carlos Atienza, es el delegado de Patrimonio de la Diócesis.Estos cargos los compagina con las clases que imparte en el seminario burgense a la vez que es el capellán de las Madres Carmelitas de El Burgo y también echa una mano en la Delegación de Pastoral Vocacional.

El joven sacerdote soriano (nació en Zaragoza pero desde pequeño vivió en Santa María de Huerta) es consciente de la crisis de fe con la que está lidiando la Iglesia. En este punto se considera «optimista-realista básicamente porque tengo fé» y atestigua «que no es excusa en Soria hablar del envejecimiento de la población para justificar la falta de vocación». Y va más allá: «La Iglesia en Soria tiene que hacer examen de conciencia para ver qué se puede mejorar. En este sentido, aunque es cierto que ha habido una ruptura del paso de la fe de padres a hijos, yo tengo esperanza. Estamos trabajando con un renovado impulso y, en este caso, los números no me importan a pesar de que es verdad que no hemos sabido adaptarnos y debemos dar contenido sabiendo adaptarnos al momento concreto y conservando lo esencial del mensaje».

Rubén Tejedor tuvo claro desde que tenía ocho años que quería ser cura. «Con 14 años te vuelves más atontado pero con 19 años, mientras estudiaba Historia en Zaragoza, me fui a Haití y en ese viaje tuve una certeza interior absoluta de que quería ser cura. Y esa certeza no ha desaparecido. Es verdad que al principio fui el raro, pero sigo manteniendo la relación de amistad con mis tres mejores amigos de toda la vida. El tema de la fe no nos une, pero nos une todo lo demás. Pero no puedo obligar a nadie ya que si no hay libertad no hay fe de verdad».

IV SEMANA DE PASCUA


16 de mayo. JUEVES. SAN JUAN NEPOMUCENO, presbítero y mártir,
                     memoria obligatoria (Calendario Particular de la Iglesia de Santander)

(Nepomúk, Bohemia, c. 1330-Praga, c. 1393) Prelado checo. Fue canónigo de la catedral de Praga y confesor de la reina Juana, esposa de Wenceslao IV. Algunos autores lo consideran como el mártir del secreto de la confesión. Fue canonizado en 1729. Fiesta el 16 de mayo.

Santoral:
San Juan Nepomuceno, presbítero y mártir; Santa Margarita de Cortona; San Eufrasio, obispo y mártir; San Ubaldo de Gubbio, obispo; Beato Gil de Santárem, presbítero; Beato Andrés Abellón, presbítero; San Andrés Bobola, presbítero y mártir; Santa Gema Galgani, virgen; San Andrés Huberto Fournet, presbítero; Santos Alipio y Posidio; San Simón Stock; San Pacomio, abad; San Indalencio, obispo y mártir, y los santos Varones apostólicos; San Luis Orione, presbítero; y San Miguel Garikoitz, presbítero.

miércoles, 15 de mayo de 2019

IV SEMANA DE PASCUA

15 de mayo. MIERCOLES. SAN ISIDRO LABRADOR (Siglo XII), memoria obligatoria. Jornalero agricultor madrileño. Según la tradición, hombre de gran espíritu de oración y de caridad.

Natural de Madrid, regó con su sudor los campos que rodean la capital de España, y sus templos con lágrimas de ardentísima devoción. A pesar de su pobreza, ejercitó maravillosamente la caridad con los necesitados. Casado con Santa María de la Cabeza, tuvo un hijo, y después vivieron ambos en perfecta continencia. Murió en 1170. Es Patrono de Madrid, y ejemplar abogado de todos los que, labrando la tierra, quieren cosechar la felicidad en el cielo. Fué canonizado junto con San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, Santa Teresa de Jesús y San Felipe Neri, a 12 de marzo de 1622.

Patrón de los agricultores españoles. Vivió en Madrid en el siglo XI. Fue jornalero del campo.

Oración:
Señor, Dios nuestro, que en la humanidad y sencillez de Isidro labrador contemplaste un ejemplo de vida escondida en ti, con Cristo; ayúdanos a conseguir que el trabajo de cada día humanice nuestro mundo y sea al mismo tiempo plegaria de alabanza a tu nombre. Por nuestro Señor Jesús.

Santoral:
San Isidro Labrador; Beata Yolanda, religiosa; Beato Lorenzo Marzás Salvi, presbítero; Beato Esteban Bandelli, presbítero; San Indalencio obispo y mártir; Santos Torcuato, obispo, y compañeros, mártires; San Eufrasio, obispo y mártir; San Juan Bautista de La Salle, presbítero; Santa Juana de Lestonnac, religiosa; San Pacomio, abad; Nuestra Señora de Fátima; y Bienaventurada María Virgen de Fátima.