lunes, 25 de diciembre de 2017

TIEMPO DE NAVIDAD



25 de diciembre. + LUNES. SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR.


Misa a medianoche:
- Is 9, 1-3. 5-6. Un hijo se nos ha dado.
- Sal 95. Hoy nos ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor.
- Tit 2, 11-14. Se ha manifestado la gracia de Dios para todos los hombres.
- Lc 2, 1-14. Hoy nos ha nacido un Salvador.

En medio de la noche nació Cristo, la luz del mundo, la gracia de Dios para todos los hombres y todas las mujeres. Y esta primera venida en la humildad del pesebre es una llamada a vivir sobria, honrada y religiosamente, aguardando la dicha que esperamos: su segunda venida. El Hijo de Dios, al asumir la naturaleza humana, nos ha unido a la naturaleza divina de modo admirable. Hoy nos ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor. Que haya sitio para Él en nuestro corazón. Viviendo santamente, podremos llegar un día a la perfecta comunión con Cristo en la gloria.

Misa a la aurora:
- Is 62, 11-12. Mira a tu Salvador, que llega.
- Sal 96. Hoy brillará una luz sobre nosotros, porque nos ha nacido el Señor.
- Tit 3, 4-7. Según su propia misericordia, nos salvó.
- Lc 2, 15-20. Los pastores encontraron a María y a José y al niño.

Misa del día:
- Is 52, 7-10. Verán los confines de la tierra la salvación de nuestro Dios.
- Sal 97. Los confines de la tierra han contemplado la salvación de nuestro Dios.
- Heb 1, 1-6. Dios nos ha hablado por el Hijo.
- Jn 1, 1-18. El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros.

El Verbo, el Hijo de Dios, se hizo carne y habitó entre nosotr@s. Es el niño que ha nacido, compartiendo nuestra condición humana, para que podamos compartir su condición divina. Es la victoria de nuestro Dios contra el pecado y la muerte. Dios nos ha hablado por medio de su Hijo. A partir de ahora será esa Palabra de Dios la que tendremos que recibir y escuchar llenos de fe y así podremos ser en verdad hij@s de Dios. En la eucaristía el Salvador sigue comunicándonos su vida divina y abriéndonos el camino para paricipar un día de su inmortalidad.

COMIENZA LA OCTAVA DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR

No hay comentarios: